lunes, 16 de febrero de 2009

NAGUAL..


CHAMAN
TONAL Y NAGUAL.

La esencia dual acompaña al Chamán.

La fortaleza del Tonal, impulsa al Nagual.
La conquista del Chamán es en su propio ser, mas al conquistar su naturaleza "horizontal": Tierra, Agua, Aire y Fuego, la conformación de las "cuatro puntas" de su sagrada cruz, del cuadrado cósmico, le permite el acceso a Ollin, al movimiento en todas direcciones, en compañía de su Nagual (animal de poder) y de sus aliados.

En el viaje chamanico la energía se moviliza a través del pensamiento y la emoción. Un buen abastecimiento de energía optimiza los resultados del viaje.


El viaje se propicia a través del sonido del tambor o la sonaja, a estos instrumentos en algunas culturas se les llama "caballo" o "canoa" y el viaje puede ser personal o colectivo.

El peregrino de este camino visita muchas estancias con su cuerpo de ensueño, cada una de ellas aporta elementos de conocimiento, revelaciones benéficas, soluciones para su ser o su entorno.

Lo que entendemos como Nagual, es la principal fuente de poder del Chamán.

13 comentarios:

Caronte dijo...

Vamos, que Nagual es lo que hace fuerte al Chamán ¿no? Me gustó la imagen, los dragones me fascinan, :P

Un abrazo.

Conciencia Personal dijo...

Estuve en Nanciyaga la semana pasada, un recorrido por Los Tuxtlas, me hizo bien al alma, un chamán sólo corroboró lo que soy: Soñadora.

Sacaré un collage del recorrido.

Besos amiga.

Monique.

p.d. las flores moradas(campanitas) así le decimos en México son mis preferidas, silvestres como yo.

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Angeles dijo...

Por eso suena tan bonita esa palabra, gacias por la enseñanza.
Besos.

Jurema dijo...

!Amiga Monique.
Que regalito te has dado! Nanciyaga!.
Seguro que te cruzaste con una gran amiga Ana..

Como hecho de menos a sus gentes!.

Esas campanillas moraditas, son Rosas lisérgicas, sus semillas te proporcionan un viaje parecidísimo al del LSD , pero hay que saber elaborarlas.

Humildes y bellas florecillas,encierran un tesoro como tú..

Un gran beso con olor a selva y barro.

Jurema dijo...

Caronte!

Así es. todo depende de esas fuerzas..

Besitos

Jurema dijo...

Chamán, Tonal, Nagual..
Lindas palabras Ángeles.

Abracitos

Logan y Lory dijo...

El peregrino visita las estancias de su propia introspección, en ese viaje iluminado por la fortaleza del tonal.

Un abrazo..

SHOBOGENZO dijo...

Hola Jurema, tengo una pregunta para tí, esta vez en serio. Bueno, más bien es una duda. Es si el Nagual o animal de poder siempre es el mismo o si cambia en función del desarrollo de nuestro espectro interno. O es el Tonal el que cambia y el otro siempre sigue siendo el mismo...

Besos, mi chamana!

Jurema dijo...

Shobogenzo.Es un poco largo pero vale la pena!
Mejor te paso el texto de Castaneda...

-El tonal es todo cuanto conocemos- repitió lentamente-. Y eso no solo nos incluye a nosotros, como personas, sino a todo lo que hay en nuestro mundo. Puede decirse que el tonal es todo cuanto salta a la vista.

“Lo empezamos a cuidar desde el momento de nacer. En el momento en que tomamos la primera bocanada de aire, también ese mismo aire es poder para el tonal. Así que es muy apropiado decir que el tonal de un ser humano está íntimamente ligado a su nacimiento.

“Debes recordar este punto. Es de gran importancia para entender todo esto. El tonal empieza en el nacimiento y acaba en la muerte.”

“Juan Matus: - El tonal es lo que construye el mundo.

Carlos Castaneda: - ¿Es el tonal el creador del mundo?
JM: - El tonal construye el mundo sólo en un sentido figurado. No puede crear ni cambiar nada, y sin embargo construye el mundo porque su función es juzgar, y evaluar, y atestiguar. Digo que el tonal constituye el mundo porque atestigua y evalúa al mundo de acuerdo a las reglas del tonal. En una manera extrañísima el tonal es un creador que no crea nada. O sea que el tonal inventa las reglas por medio de las cuales capta el mundo. Así que en un sentido figurado, el tonal construye el mundo.”

JM: - El tonal es una isla -explicó-. La mejor manera de describirlo es decir que es el tonal es esto. Pasó la mano sobre la superficie de la mesa.
-Podemos decir que el tonal es como la superficie de esta mesa. Una isla. Y en la isla tenemos todo. Esta isla es de hecho el mundo.”

CC: Si el tonal es todo cuanto conocemos de nosotros mismos y de nuestro mundo ¿qué es entonces el nagual?

JM: -El nagual es la parte de nosotros mismos con la cual nunca tratamos.

CC - ¿Cómo dijo usted ?

JM: El nagual es la parte de nosotros mismos para lo cual no hay descripción: ni palabras, ni nombres, ni sensaciones, ni conocimientos.

CC: -Esa es una contradicción, don Juan. En mi opinión, si no puede sentirse ni describirse ni nombrarse, no puede existir...
-Si el nagual no es ninguna de las cosas que he mencionado –dije-, quizá pueda usted decirme el sitio donde se encuentra. ¿Dónde está?

Don Juan hizo un amplio ademán y señaló el área más allá de los confines de la mesa. Movió la mano como si, con el dorso, limpiara una superficie imaginaria que rebasara los bordes de la mesa.
-El nagual está allí –dijo-. Allí, alrededor de la isla. El nagual está allí, donde el poder se cierne. "Desde el momento de nacer sentimos que hay dos partes en nosotros. A la hora de nacer, y luego por algún tiempo después, uno es todo nagual. En ese entonces, nosotros sentimos que para funcionar necesitamos una contraparte a lo que tenemos. Nos falta el tonal y eso nos da, desde el principio, el sentimiento de no estar completos. A esas alturas el tonal empieza a desarrollarse y llega a tener una importancia tan absoluta para nuestro funcionamiento que opaca el brillo del nagual, lo avasalla; y así nos volvemos todo tonal. Desde el momento en que uno se vuelve todo tonal, no hacemos otra cosa sino aumentar esa vieja sensación de estar incompletos; esa sensación que nos acompaña desde el momento de nacer y que nos dice constantemente que hay otra parte de nosotros que nos haría íntegros.

Relatos de Poder, Carlos Castaneda.

No cambia conscientemente ya que te quedarías si la fuerza primordial.

Besitos , si tienes más dudas te mandare más información

Jurema dijo...

Eso parece amigos Logan Y lory.

Besitos a los dos

SHOBOGENZO dijo...

Gracias Jurema, eres preciosa. Creo que me aclaraste la duda.

Un beso enorme!

Hasta pronto!

Enrique dijo...

La leyenda del Nagual en algunos pueblos del sur de México sigue estando presente. Incluso hay personas que aseguran haberse encontrado con el hombre-bestia que escapa a correr por las noches en la selva.
Las historias son muy interesantes.
Un abrazo Jurema