jueves, 21 de febrero de 2008

ANALISIS ONIRICO


La Terapia Onírica es un método eficaz que usa los sueños para alcanzar el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu.
El análisis de sueños se lleva a efecto en un lugar seguro, donde analista y consultante trabajan en conjunto para encontrar la solución adecuada.
El análisis de los sueños, llevado a efecto por un analista de sueños profesional, es una poderosa herramienta que ayuda al soñante a encontrar y solucionar sus dificultades en la vida despierta. El soñante al narrar su sueño, inicia un proceso de darse cuenta y de tener conciencia de sí mismo y de las dinámicas de su entorno.
La terapia onírica es breve y en pocas sesiones la persona encuentra la solución a sus conflictos o problemas de la vigilia.

El psiquiatra Dr. Montague Ullman, ex director del Maimonides Hospital de Nueva York y una eminencia en la investigación científica de la conciencia, postula que los sueños son en sí terapéuticos.
Con el análisis de los sueños, o terapia onírica efectuado por un analista de sueños profesional, es posible ver enfermedades antes que se diagnostiquen, problemas de pareja, u otras relaciones familiares, o laborales, en los estudios, situaciones no resueltas desde la infancia. En fin, todo lo concerniente a la persona y a su universo.

Con la terapia onírica se llega a una resolución de los problemas en forma breve y saludable.
La sanación a través de los sueños fue presentada primero por Antifón, interprete sueños de Grecia (480-410 AC) y expuesta en su libro “Arte de no Sufrir”, o una terapéutica del alma. Posteriormente, a inicios del siglo XX, el psiquiatra austriaco Sigmund Freud descubre el psicoanálisis y la importancia de conocer el significado de los sueños, divulgados en 1900, en su libro “La Interpretación de los Sueños”.
Luego le siguió en este camino Carl Gustav Jung, psiquiatra suizo, cuyos descubrimientos enriquecieron el análisis de los sueños con fines terapéuticos. A mediados del siglo pasado, surge Fritz Perls, psiquiatra alemán, de la escuela Gestalt, donde también usa los sueños como parte importante en el proceso de sanación.