viernes, 12 de febrero de 2010

SÁNDALO


Ansioso por conocer la madera de sándalo

Muchas veces el aspirante procede respecto a la verdad tan ignorantemente como el hombre de esta historia.
No conocía la madera de sándalo, pero había escuchado mucho sobre sus excelencias. Nació así en él un fuerte deseo por conocer esa clase de madera tan ponderada y entonces decidió escribir a sus mejores amigos para pedirles un pedazo de esa clase de madera.

De este modo, escribió numerosas cartas a sus amigos y en todas ellas hacía la misma petición: «Por favor, enviadme madera de sándalo.»
Y un día, de repente, descubrió que el lápiz con el que llevaba meses escribiendo aquellas cartas era precisamente de olorosa madera de sándalo.
El ser humano busca la felicidad fuera de él, cuando la verdadera y estable felicidad se halla en su interior.

Pide lo que ya tiene, busca lo que nunca ha perdido.

13 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo que cierto texto nos dejas
un beso corazon

Pluma Roja dijo...

Interesante reflexión. Muy cierto.

Saludos cordiales,

Hasta pronto.

auroraines dijo...

Que fragancia exquisita la de la madera de sándalo que contienen los perfumes o sahumerios y la felicidad
que está a la vuelta de la esquina y a veces no la vemos...
Un abrazo con perfume de sándalo
Inés

MySelf dijo...

Hola mi chamana, es cierto esto que escribes. La magia de todo ello consiste en hacer el descubrimiento por nosotros mimos.

Un fuerte y cariñoso abrazo

Nina Maguid dijo...

Nasrudin, el sándalo y lo difícil que es ver nuestros tesoros. A ver si tus sacudoncitos me despiertan antes que lo haga un sacudón grande.
Un abrazo largo, corazona.

PICOBUFI dijo...

Asi es...

gracias por compartir...

Besos

Asun dijo...

Así somos, siempre buscado fuera lo que tenemos dentro.

Besos

PD: Gracias por el regalo. Me lo llevo con mucho gusto.

Lucas Nahuel dijo...

Me gusta esa dualidad que somos.

Sonrio cada vez que presencio una escena grotesca propia de nuestros miedos e inseguridades.

Me dà placer toparme con gente que muta del tener al querer.

Angeles dijo...

Así somos...a veces nos vamos muy lejos a buscar lo que ya teníamos, pero...asi aprendemos....
Besos:)

tula dijo...

¿olerá la felicidad a sándalo?..seguramente pues es profunda, como él.
un beso.

Logan y Lory dijo...

A veces solo es preciso observar lo cotidiano y lo que estamos tan acostumbrados a tener que ni nos damos cuenta del valor de lo que tenemos.

Es una reflexión muy cierta.

Un abrazo.

Samuel Rego dijo...

deberías cambiar la etiqueta de "Cuentos" por la de "Sabiduría y verdad".
Es una gozada leerte.
Un besote

Zuhuy Mayae dijo...

... muchas gracias por compartir, bello tu blog.... bendiciones. jeru