jueves, 30 de abril de 2009

AMADO NERVO

Veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las hieles o la miel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

Amado Nervo

11 comentarios:

Angel dijo...

No he leido a Amado Nervo; pero esto me gusta.

Un slaudo.

Luna dijo...

Tampoco yo conocía a este autor, Amado Nervo, (ahora mismo entraré en Internet e investigar).
La poesia es sencilla, muy clara, diáfana diria, de un realismo aplastante, pero no por eso menos bella y lírica.
Aleccionadora.
Un beso.

Si quieres conocer una fiesta muy bonita Española, ven a mi blog a tomarte un vino blanco manzanilla, muy fria, en la Feria de Abril de Sevilla.
Espero que te guste.

Amora dijo...

Hola amiga, cuantas semillas por plantar verdad es infinito.Un beso bello, como el que tú mereces y Mucha Luz.

Sakkarah dijo...

Me gusta mucho la poesía, y quiero pensar que es así; pero a veces falla eso...

De todas formas, lo que si es cierto, es que se coseche lo que se coseche, mejor es plantar rosas.

Un beso.

Neogeminis dijo...

Qué versos estupendos!...bien por Amado!...bien por vos, que los traes a cuento!

Silvia dijo...

Gracias por presentarme a este autor!!me gustan sus versos y su esencia..un abrazo!!

sedemiuqse dijo...

Bello...y para mi cierto.
Somos los creadores de nuestras vidas.
besos y amor
je

Angeles dijo...

A plantar cosas buenas...
si siembras viento cosecharás tempestades.
Me Encanta amado Nervo.
Besos:))

Asun dijo...

Que gran verdad!
Somos nosotros mismos quienes construimos nuestra vida. No podemos responsabilizar a los demás de ello.

Un beso de finde

Marga Fuentes dijo...

Este pequeño gran poema de nuestro Amado Nervo, es una joyita.
Gracias por traérnoslo a la memoria.
Un beso y un fuerte abrazo, Chamana.

Charly Feringlo dijo...

¡Qué hermoso es el mundo! No entiendo a quienes dicen que la vida no es justa, yo le sonrio al universo y él siempre me devuelve la sonrisa.

Charly.~