domingo, 1 de marzo de 2009

EL MENDIGO Y EL MONJE


El mendigo y el monje

Un monje meditaba en el desierto, cuando un mendigo se le aproximó:

Necesito comer.
El monje, que estaba en sintonía casi perfecta con el mundo espiritual, nada respondió.

Necesito comer, insistió el mendigo.
Ve a la ciudad a pedir ayuda a cualquier otro. ¿No ves que me molestas? Estoy intentando comunicarme con los ángeles.

Dios se puso por debajo del hombre, le lavó los pies, dio su vida por él, y nadie lo reconoció respondió el mendigo. Aquel que afirma que ama a Dios (al que no ve) y se olvida de su hermano (que tiene ante los ojos) está mintiendo.

Y el mendigo se transformó en un ángel.
Qué pena. Has estado a punto de conseguirlo, comentó antes de partir.

El guerrero de la Luz

9 comentarios:

Swami dijo...

Una historia muy hermosa.

A menudo olvidamos que somos seres de luz en un mundo de claroscuros.
Olvidamos que nuestro quehacer principal es iluminar el mundo de la materia para romper las cadenas de la muerte física.
Somos hijos de lo alto...pero por el cuerpo de la Tierra. Negarla o anularla para conseguir el cielo, es negarnos a nosotros mismos y a nuestro propósito: el cielo en la Tierra.

Saludos.

Neogeminis dijo...

Quienes buscan la verdad en el infinito lejano dejando de lado la realidad y el sufrimiento de quienes le rodean no hallarán fácilmente el camino, más bien lo perderán...esa ha sido siempre mi convicción.


Saludos domingueros!

sedemiuqse dijo...

Asi es el guerrero de la luz.....
besos y amor
je

Logan y Lory dijo...

Muy bella metáfora la del guerrero de la luz para decir que solo se llega a dios si antes buscamos la verdad en los otros seres humanos.

Un abrazo.

lali dijo...

En lo mas cercano y lo mas cotidiano, se hallan las enseñanzas y los Maestros.......que nuestros ojos miren el cielo y la tierra, y que nuestros corazones acepten lo mundano como lo que ha de ser....vehiculos para vivir las experiencia...


mil besos

Le Sang dijo...

(\,,,/)
.(o.O)
(")_(") mui linda historia, para reflexionar , saludos

Jurema dijo...

"Aquellos que miran la miseria con indiferencia son los más miserables”.

Cuando somos conscientes de que Dios esta en nosotros ya no hay excusa para buscarlo en el cielo!

Un beso granddeeee...
Swami.
Neogeminis.
Logan y Lory
sedemiuqse.
lali.
Le Sang.

salvadorpliego dijo...

Muy buena historia y me recordó a Jalil Gibran. Te felicito.

Jurema dijo...

Gracias Salvador!!
Es un gusto tenerte por aquí! y más si te ha gustado.

Un abrazo